Sony no quiere mi dinero.

Por mucho que París mole un huevo, a -10 ºC es complicado disfrutar de todo lo que puede ofrecer, así que mi mujer y yo decidimos plegar velas pronto y volver para casa a ver una peli. Tengo el disco duro bien surtido, pero por una razón u otra no encontramos ninguna de nuestro agrado, así que se nos ocurrió probar con la PS3.

Hace un año y pico ya habíamos alquilado una peli en la play, un día de lluvia atroz en el que no me apeteció ir al videoclub y desde entonces no había vuelto a mirar para la zona de películas de la Store. La sorpresa fue hoy cuando me di cuenta de que no aparecía la  sección de vídeo al entrar en la Play Station Store. Después de recorrer todos los menús y las opciones una búsqueda en Internet dió con la clave: mi cuenta Play Station Network está asociada a España, por lo que no puedo alquilar películas fuera de la piel de toro. Raro ¿Verdad? Puedo comprar videojuegos sin problemas, pero no películas. No problemo, me dije, me creo una cuenta en Francia y alquilo películas aquí. Al hacerme la cuenta ya empezamos a mosquearnos, pues si se selecciona como país Francia, sólo se puede seleccionar como idioma el Francés. Nuestras sospechas se confirmaron nada más meternos en la Store. Efectivamente, con la cuenta francesa sólo pueden verse películas en francés. ¿Pero qué me estás contando Sony?

Fijaos la locura de la situación: estábamos dispuestos a pagar 4€ por ver una peli en SD, por la comodidad que supone frente a encender el ordenador y ponerse a bajar y a cambio Sony, por vaya Vd. a saber qué extrañas razones, nos roba media hora de tiempo y nos obliga a ver películas es francés. Acojonante, sin duda alguna. Hemos estado un rato pensando el razonamiento que pueda haber detrás de impedir elegir el idioma en el que quieres ver una película, pero no hemos llegado a ninguna conclusión lógica. Bueno, si, mandar a Sony a la mierda, encender el ordenador y descargarnos Willow en 12 minutos.

Moralmente algo dentro de mi me pide pagar, aunque sea un poco, a cambio de recibir algo, pero esta necesidad moral entra en conflicto con mi comodidad y mi sentido del precio justo. No me considero exigente, por ejemplo Spotify se lleva 10€ al mes y yo jamás he disfrutado más en mi vida de la música, pero forzarme a ver una peli en francés en SD por 4€ esta muy por encima de lo que considero razonable. Sobre todo teniendo en cuenta que por 1€ más la veo en el cine y con el parche en el ojo la veo en HD y en el idioma que me salga del pijo…

4 pensamientos en “Sony no quiere mi dinero.

  1. Realmente no lo entiendo, no me creo que la gente que dirige Sony sea tan gilipollas que no vea eso mismo que estás contando (bueno, o sí…)

  2. La verdad que es una política de empresa un poco chorrácea, pero ¿Willow?, ¿de verdad que no encontrasteis nada mejor que ver?.

  3. Lo leí hace varios días y lo dejé guardado para comentar después, pero sigo sin comprender el desproposito =/